Caperucita en Manhattan. Carmen Mart铆n Gaite

Jueves 17 de noviembre de 2022

Tras un largo par贸n de
m谩s de dos a帽os por Covid y por obras de mejora en la Biblioteca Reina Sof铆a,
en la tarde de ayer, con gran satisfacci贸n, reanudamos las sesiones del Club de
Lectura 鈥淐on mucho gusto鈥. La primera lectura fue Caperucita en Manhattan (1990), de Carmen Mart铆n Gaite.

Caperucita en Manhattan

Amelia
Aguado
fue nuestra invitada, en este caso invitada especial por ser la
encargada de reanudar las lecturas que quedaron pendientes en 2020. Amelia es jefe
de secci贸n del Centro Buend铆a de la Universidad de Valladolid, encargada de la actividad
y difusi贸n cultural en la universidad.

La
elecci贸n de la obra corresponde a un criterio puramente personal, as铆 se lo
solicitamos a todos los invitados al club de lectura que nos han acompa帽ado en
estos 8 a帽os de andadura, y as铆 fue en el caso de Amelia, quien apunt贸 que,
desde su primera lectura de Caperucita en
Manhattan
en el momento de su publicaci贸n, ha sido su libro preferido,
rele铆do varias veces y otras tantas regalado.

Carmen
Mart铆n Gaite publica en 1990 este cuento largo o novela corta que titula, no de
manera inocente, Caperucita en Manhattan.
Su argumento se centra en Sara Allen, de 10 a帽os, que vive en Nueva York con
sus padres y que lleva una vida normal solo interrumpida por los viajes en
metro que hace los s谩bados con su madre para visitar en Manhattan a su abuela y
llevarle siempre la misma tarta de fresa. Tras un cap铆tulo inicial de
presentaci贸n espacio-temporal y personal de Sara y su entorno, la novela desarrolla
el deseo de la ni帽a de explorar aquello que llaman libertad, a trav茅s de la
visi贸n de la estatua de la Libertad, del recorrido por Manhattan y del
encuentro con distintos personajes que le ayudan en su empe帽o. En las visitas a
su abuela y a trav茅s de una imaginaci贸n muy activa, Sara tendr谩 la oportunidad
de explorar el camino que le lleva a esa ansiada libertad cuando, salt谩ndose
las normas, vaga por la ciudad de Nueva York. En su viaje encuentra a los
personajes-ayudantes Miss Lunatic y el Sr. Woolf, fundamentales para el
descubrimiento del camino hacia esa libertad.

La
novela est谩 dividida en dos partes bien diferenciadas: Sue帽os de libertad y La
aventura, que responden al esquema de los cuentos tradicionales, con los que
sin duda tiene relaci贸n como material folcl贸rico de base, Caperucita roja y Alicia en
el pa铆s de las maravillas
, principalmente. El tema es la libertad y el
deseo de poseer la capacidad de decisi贸n para explorar nuevos caminos vitales
diferentes a los acostumbrados. Tambi茅n destaca el poder de la imaginaci贸n en
el personaje de Sara, y todo ello plasmado a trav茅s de la reinterpretaci贸n y
contraposici贸n de los elementos b谩sicos de los cuentos infantiles.

Los
participantes en la sesi贸n de ayer no mostraron, en general, entusiasmo por la
lectura del texto, que para algunos era relectura. Cuento raro, extra帽o, sin
tener muy claro hacia d贸nde quiere ir el argumento cuyo final, adem谩s, es
abierto. Otros disfrutaron m谩s de la lectura y todos reconocieron, sin fisuras,
que Mart铆n Gaite escribe muy bien. De este modo, se destac贸 el manejo del
lenguaje en las descripciones de los espacios, de los personajes y en los
di谩logos. Otros comentarios rese帽ables tuvieron que ver con la funci贸n de los
personajes femeninos: de Sara Allen como protagonista y, sobre todo, de su
madre, su abuela y Miss Lunatic. La contraposici贸n de dos modelos de mujer,
sacrificada, rutinaria y m谩s humilde la madre frente a la abuela, m谩s moderna y
liberada, dio pie a un interesante cambio de opiniones acerca de la posici贸n de
madre y abuela tanto en el texto, como en la vida. A estos modelos femeninos se
une Miss Lunatic, extra帽o personaje proveedor del impulso necesario para que
Sara emprenda su viaje hacia la libertad y actante para el cumplimiento del
objetivo.

Por
otro lado, se destac贸 la representaci贸n del espacio, Manhattan y la estatua de
la Libertad como lugares vistos bajo una nueva mirada en los que se desarrolla
la aventura, concretada en Central Park como espejo del bosque del cuento
original de Perrault o los hermanos Grimm. Lugares que son personajes,
cosificados en la mente de Sara. Destacada fue la importancia de la
imaginaci贸n, ya que se trata de un cuento fant谩stico pero ubicado en un espacio
real, con precisi贸n espacio-temporal, con todos los personajes nombrados y
definidos al contrario de la imprecisi贸n que es habitual en los cuentos
tradicionales. Objeto de debate fue tambi茅n el p煤blico al que est谩 destinada la
obra, pues Caperucita en Manhattan
tiene diferentes niveles de lectura que la hacen accesible a lectores de los 12
a los 100 a帽os.

Como
suele suceder, la de ayer fue una entretenida y did谩ctica sesi贸n de lectura que
tenemos que agradecer a Amelia, que nos trajo esta reelaboraci贸n del cuento
tradicional de Caperucita. La alegr铆a por volver a celebrar las sesiones de
nuestro club de lectura animaron el debate y alimentaron el deseo de m谩s libros
y lecturas.

Interrumpimos la actividad

Con gran dolor de coraz贸n nos vemos obligadas a interrumpir esta 8陋 edici贸n del club de lectura聽鈥淐on Mucho Gusto鈥.

Esta actividad, que se realizaba presencialmente, no podr谩 hacerse en los pr贸ximos meses por motivos de seguridad sanitaria. Hemos intentado vernos por videoconferencia pero, sinceramente, no es igual.

Ante esta situaci贸n hemos pensado que lo m谩s aconsejable era pasar las dos lecturas que nos quedaban pendientes al curso 2020-2021, en la confianza de que volvamos a recuperar la actividad casi normal.

Nosotras seguiremos pensando y preparando la siguiente edici贸n. Haremos todo lo posible para que empiece con聽Desmesura y Caperucita en Manhattan.

Mientras tanto, cu铆dense mucho, lean todo lo que puedan y no nos olviden.

Candela. Juan del Val

Jueves,
16 de abril de 2020

Nueva y
excepcional sesi贸n del club de lectura 鈥淐on mucho gusto鈥, en esta ocasi贸n para
comentar Candela, de Juan del Val
(Espasa, 2019).

Candela

Encerrados
en casa desde hace m谩s de un mes y sin fecha de salida, el club de lectura de
la Universidad de Valladolid ha decidido continuar su actividad, confiando en
la bondad de los medios inform谩ticos y, con este 谩nimo, tuvimos ayer nuestra
sesi贸n mensual de forma virtual. Con buena disposici贸n y m谩s o menos cortes e
interferencias en la se帽al, pudimos celebrar nuestra afici贸n lectora, esta vez con
M陋 脕ngeles Paniagua como invitada, quien a su vez nos dio la oportunidad de
contar con Juan del Val.

M陋
脕ngeles es profesora, escritora, responsable de numerosos talleres de escritura
creativa, promotora de cuantas iniciativas culturales y literarias le permite
su tiempo, y cuya voz se hace presente cada martes en su programa de radio El lapicero azul (Radio 4G Valladolid).
En esta ocasi贸n eligi贸 Candela, novela
de Juan del Val, ganadora del Premio Primavera de Novela 2019. M陋 脕ngeles
contact贸 con el autor, quien se uni贸 a nuestro encuentro virtual y gracias a
ambos pudimos tener una charla amena y distendida.

Candela,
como su propio autor se帽al贸, cuenta la historia de una mujer corriente, en un
entorno cotidiano, con relaciones familiares, de amistad y sentimentales
tampoco diferentes a las que podr铆a tener cualquiera, que, sin embargo,
experimenta una transformaci贸n desde el momento en que decide mirarse y mirar a
su alrededor desde otra perspectiva; se trata de la historia de un personaje
que, sin moverse de su lugar y sin tener un acontecimiento excepcional en su
vida, consigue evolucionar desde la resignaci贸n inicial hasta la felicidad o lo
m谩s parecido a ella. Todo ello, insisti贸 su creador, sin moverse. En realidad,
la historia de Candela se concentra en la visi贸n optimista y positiva de la
realidad que nos rodea, aun no siendo nada excepcional. De hecho, la
protagonista, que ronda los 40 a帽os, vive en un barrio est谩ndar sola con su
perro, regenta junto a su madre y abuela un bar modesto de comidas del d铆a, y
sus relaciones sentimentales han sido escasas y frustrantes. Y aun con todo, a
lo largo de las p谩ginas de la novela, Candela es capaz de mirar con otros ojos
su realidad y la de las circunstancias y personas que le rodean, y evolucionar.

Desde
el punto de vista formal, la novela es 谩gil, con una prosa sencilla pero
trabajada, que asigna a cada personaje su propio estilo y con la pericia de que,
con pocas palabras, singulariza a cada personaje. Hay en el texto una mezcla
muy lograda de registros que oscilan desde el humor hasta el necesario para
describir el duelo o el erotismo. M陋 脕ngeles adem谩s alab贸 que la novela est谩
escrita en primera persona con la voz de un personaje femenino, teniendo en
cuenta que el autor es var贸n. Por ello, del Val defendi贸 que aun siendo de
lectura sencilla, su prosa contiene una elaborada factura y profundidad de
pensamiento.

Los
participantes al encuentro virtual se mostraron en general satisfechos con la
lectura de Candela y alabaron algunos
de sus elementos: la lectura entretenida, la dosis de humor, el trato amable a
los personajes y en general, la capacidad del escritor de ofrecer una historia
com煤n, que emociona o conmueve sin necesidad de introducir en la trama grandes
hechos. Otros opinaron con m谩s reparos al advertir algunas carencias, sobre
todo en cuanto a la rapidez y abundancia con que se tratan temas o personajes,
sin ofrecer el espacio necesario, y advirtieron la sensaci贸n de que en la
novela hay cuestiones de la actualidad que sumadas todas pueden resultar
excesivas: abusos a menores, maltrato, homosexualidad, etc. En este sentido,
algunos lectores de Candela vieron pinceladas de muchos personajes o asuntos,
pero sin detenerse en ninguno lo suficiente.

Juan
del Val contest贸 y desgran贸 el proceso de escritura con encomiable paciencia y
generosidad; aguant贸 con igual deportividad las cr铆ticas negativas y se prest贸
en todo el largo rato que dur贸 la sesi贸n a no dejar a nadie sin respuesta
acerca de su novela. Teniendo en cuenta que todo fue virtual, el agradecimiento
es mayor, si cabe. Para terminar, mostrar tambi茅n nuestro agradecimiento a M陋
脕ngeles, quien en 煤ltima instancia fue la responsable tanto de la elecci贸n de Candela como de la participaci贸n de su
autor y en consecuencia, de la buena tarde que nos hizo pasar en estos tiempos
de confinamiento y perplejidad. Esperamos que el encuentro sirviera, al menos,
para dar un poco de optimismo y normalidad a nuestra extra帽a cotidianeidad.

Las ciudades invisibles. 脥talo Calvino

Jueves 12 de marzo de 2020

En la tarde de ayer nos
reunimos los participantes del Club de Lectura 鈥淐on mucho gusto鈥, de la
Biblioteca Reina Sof铆a, para celebrar una nueva sesi贸n de lectura, en esta
ocasi贸n de Las ciudades invisibles,
de Italo Calvino (Editorial Einaudi, 1972).

Las ciudades invisibles

Marta Blanco fue la
invitada encargada de elegir y presentar Las
ciudades invisibles
, de 脥talo Calvino. Arquitecto de formaci贸n y creativa
por vocaci贸n, ha sabido combinar ambas a partes iguales, con proyectos tambi茅n
dentro del mundo textil o con talleres de arquitectura para ni帽os (La casuca
del 谩rbol). Marta se帽al贸 que, desde su primer a帽o en Arquitectura, en la que
era lectura de la asignatura An谩lisis de formas, este libro de Calvino le ha
acompa帽ado siempre como texto sumamente sugerente e inspirador para su
actividad profesional y creativa.

Italo Calvino (1923-1985)
es una de las figuras centrales de las letras y del pensamiento del siglo XX,
autor de una numerosa obra reflejada en novela, cuento y ensayo. Con Las ciudades invisibles, Calvino pone a
prueba las posibilidades de la palabra escrita al convertir a Marco Polo en
narrador para el emperador de los t谩rtaros, Kublai Khan, de las ciudades de su
imperio. En total se describen 50 ciudades que solo tienen existencia en la
palabra del narrador, Marco Polo, puesto que son ciudades inexistentes e
imposibles. Se trata de un libro original y extra帽o, que oscila entre lo
fant谩stico y lo on铆rico cuyo centro es la ciudad y, sobre todo, sus gentes. Calvino
se帽al贸 en la Nota Preliminar incorporada en ediciones recientes del texto y
derivada de una conferencia pronunciada el 29 de marzo de 1983, que la
escritura de esta obra le llev贸 varios a帽os, por lo que el proyecto inicial fue
cambiando y estructur谩ndose de acuerdo a los relatos enmarcados propios de la
literatura medieval 鈥揹e hecho cita Las
mil y una noches
como referente estructural-, y cuya premisa final se puede
resumir citando sus palabras: 鈥淟as ciudades invisibles son un sue帽o que nace
del coraz贸n de las ciudades invivibles鈥.

Cada uno de los 9
cap铆tulos de los que se compone esta colecci贸n de textos se inicia con la
conversaci贸n de Marco Polo con el emperador Khan; a continuaci贸n, se insertan
los distintos relatos de las ciudades imaginarias, todas con nombre femenino y
muy distintas entre s铆. La descripci贸n de las diferentes ciudades comporta una
met谩fora de la esencia humana y de su comportamiento, por lo que el texto
contiene no s贸lo ciudades, sino el alma de las mismas. Por esta raz贸n, Las ciudades invisibles se presenta como
un extra帽o artefacto literario para decir mucho de nosotros mismos por caminos
inveros铆miles.

Los miembros del
club de lectura destacaron de forma coincidente la prosa sencilla y muy bien
elaborada del libro, pero tuvieron m谩s reparos a la hora de valorar su
contenido y significado 煤ltimo. La obra pareci贸 dif铆cil, para leer a intervalos
y no de un tir贸n, y aunque original, extra帽a. Al carecer de un hilo conductor
que estructure un argumento concreto y seguido, el libro no consigui贸 suscitar
m谩s que cierta curiosidad, pero no entusiasmo. Y aun con todo, su lectura nos
llev贸 a comentar las ciudades actuales e incluso los viajes que realizamos a
ellas. Puesto que cada ciudad es distinta para cada habitante y tambi茅n para
cada turista que la visita, el libro de Calvino habr铆a que entenderlo como la
percepci贸n, a partir de su experiencia en las ciudades por las que ha
transitado, tanto de su arquitectura como de su alma, llevada a la metaf贸rica
construcci贸n de las ciudades invisibles.

Con esta nueva
lectura renovamos nuestro af谩n por conocer, leer y compartir textos fuera de
modas o listas de 茅xitos, que sin duda enriquecen y, sobre todo, incentivan la
puesta en com煤n que persigue un club de lectura. Gracias a Marta porque con su
elecci贸n avanzamos en el amplio mundo de las posibilidades de la palabra
literaria.

Conjunto vac铆o. Ver贸nica Gerber Bicceci

Jueves, 13
de febrero de 2020

Nueva sesi贸n del club de lectura 鈥淐on mucho
gusto鈥, en esta ocasi贸n para comentar Conjunto
vac铆o
, de Ver贸nica Gerber Bicceci (M茅xico, Almad铆a, 2015).

Conjunto vac铆o

Si
para algo sirve un club de lectura, aparte de su funci贸n principal de leer, es
para conocer en la medida de lo posible nuevas formas y temas en las que la
literatura actual se desenvuelve, representada en la hibridaci贸n y renovaci贸n
de los g茅neros literarios tradicionales. Y eso es lo que pas贸 ayer de la mano
de Teresa S谩nchez, quien tuvo el acierto de proponer la lectura de la novela Conjunto vac铆o, de Ver贸nica Gerber
Bicecci (Ciudad de M茅xico, 1981), obra desconocida para los lectores y que fue
seleccionada precisamente por no ser popular, por ser de una mujer y por ser de
Hispanoam茅rica.

La
condici贸n de artista gr谩fica de Ver贸nica Gerber Bicecci 鈥揺lla se define como
鈥渦na artista visual que escribe鈥-, facilita que Conjunto vac铆o sea un paradigm谩tico ejemplo de los nuevos caminos
literarios en los que inserci贸n de la imagen dentro del contexto verbal propio
del texto literario, actualiza y da sentido a uno de los novedosos cauces por
los que el arte literario discurre hoy en d铆a.

En
Conjunto vac铆o un Yo (Y) narra en
primera persona la propia historia (el lector conocer谩 que su nombre es
Ver贸nica, que tiene 25 a帽os y que es artista visual, como la autora); el
argumento se centra en mostrar el vac铆o que provoca la p茅rdida del amor, representada
en el abandono de su pareja, el desarraigo familiar, plasmada en la misteriosa desaparici贸n
de la madre, la p茅rdida de la identidad, con el obligado exilio argentino y la falta
de sentido de la existencia, con la investigaci贸n del tiempo a trav茅s de la dendrocronolog铆a
(la ciencia que estudia los anillos de los 谩rboles). Lo novedoso es ilustrar ese
vac铆o y desamparo interior mediante la representaci贸n gr谩fica. El vac铆o, como t铆tulo
y tema central de la novela es simbolizado ic贸nicamente por Yo (Y), a la que el
quebranto de sus resortes vitales le provoca la escritura. Se trata de un texto
singular que se acompa帽a de ilustraciones de diverso tipo: Diagramas de Venn y
fragmentos de obras de artistas experimentales a los que la autora homenajea. Gen茅ricamente
es un texto dentro de la autoficci贸n en el campo literario, pero que se renueva
al incorporar im谩genes del 谩mbito cient铆fico para ilustrar el sentimiento
humano.

La
sesi贸n de ayer tuvo, como nunca antes, una divisi贸n muy provechosa de
impresiones entre los asistentes, porque frente a los que aceptaron y disfrutaron
de la apuesta experimental en el campo de la narrativa de Gerber Bicecci y
apreciaron en sus p谩ginas los valores arriba se帽alados, una parte de lectores
en igual proporci贸n no encontraron provecho en su lectura. Entre otras causas,
consideraron que el argumento es poco interesante o demasiado sencillo y los
personajes no presentan una elaboraci贸n suficiente o atrayente; igualmente, la
incorporaci贸n de im谩genes como apoyo o a帽adido al texto, a veces sin sentido,
tampoco sedujo a quienes vieron en la novela y en la historia de su
protagonista peque帽os retazos de sentimiento y emociones, pero sin desarrollar.
S铆 hubo coincidencia en advertir que la novela en su conjunto est谩 elaborada a
partir de peque帽os retazos de vida, que parte en este caso de una ruptura
amorosa y se desenvuelve en peque帽as an茅cdotas resumidas en el retorno a la casa
de la madre, en la relaci贸n con el hermano, en el viaje a Argentina, en el
nuevo trabajo o en los espor谩dicos escarceos sexuales de la protagonista, que
no hacen sino configurar literariamente la geograf铆a del vac铆o, encarnada
metaf贸ricamente en la desaparici贸n de la figura de la madre.

En
todo caso, tarde muy literaria y provechosa, que agradecemos a Teresa S谩nchez,
porque supuso un aliciente para apostar por reuniones de lectores en las que la
puesta en com煤n de diferentes interpretaciones de un mismo texto contribuye a
un mayor y mejor conocimiento literario y personal.